Una vez concluidas las fiestas de navidad y fin de año, es normal que te propongas la meta de bajar los kilitos de más que aumentaste durante este tiempo. Sin embargo muchas veces no sabemos cuáles son las mejores opciones a elegir para poner en marcha nuestra meta.

Se sabe que la mejor opción para bajar de peso y mejorar nuestra salud es la práctica de cualquier tipo de ejercicio, y ¿por qué no unas clases de baile? Para así llegar a nuestro peso adecuado y al mismo tiempo divertirnos.

Algunas personas creen que hacer ejercicio es una actividad ligada al aburrimiento, pero el baile es un ejercicio para disfrutar y también ayuda a bajar de peso. Por lo que representa una de las mejores opciones para llevar a cabo durante el próximo verano.

Existen muchos ritmos que puedes practicar y que ayudarán a moldear tu cuerpo, entre ellos están el Hip-Hop, la salsa, la danza del vientre, entre otros que por ser un ejercicio de intensidad beneficiará fuertemente la recuperación de tu peso normal.

El baile contribuirá a reducir la grasa total de tu cuerpo, lo moldeará y también tonificará tus músculos. Con el tiempo podrás notar una mejoría en tu musculatura, especialmente en la zona de los brazos, piernas y abdomen.

Hay muchos beneficios que puedes conseguir bailando, entre ellos se encuentra la disminución del riesgo de sufrir osteoporosis, ya que este fortalece tus huesos y mejora tu postura. Muchos estilos de baile fortalece huesos como la tibia, el peroné y el fémur, así que la práctica de este emocionante ejercicio te ayudará a  disminuir la pérdida de masa ósea y por tanto la osteoporosis.

También tu corazón se verá favorecido ya que contribuirá a disminuir el ritmo cardiaco, la presión arterial, y el nivel de colesterol en la sangre. Para que obtengas los mejores resultados es necesario que practiques el baile durante 30 o 40 minutos tres o cuatro veces a la semana.

¿Sabías que también tu mente se ejercita con el baile? Pues sí, aprender coreografías y rutinas de baile ayudan a agilizar tu memoria y tu habilidad de realizar muchas tareas al mismo tiempo. Por otra parte colabora con la reducción del estrés  y la tensión para mejorar su calidad de vida obteniendo una más sana.

Bailar puede ser una clave no solo para mejorar físicamente, sino también como persona, esto porque te dará la oportunidad de mostrar tu autenticidad poniendo en contacto tu cuerpo y tu alma, sintiéndote cómodo también con tu apariencia física.

Cuando aprendes a bailar puedes compartir este conocimiento con muchas personas de interés que te rodean, y de esta manera te vas a sentir al mismo tiempo satisfecho contigo mismo.