Agua purificada en 60 segundos en cualquier parte

¿Una botella con agua pura en cualquier lugar?

Camelbak recién relanzo la línea de purificación de agua Camelbak All Clear, su sistema portátil es en si una simple botella de agua reutilizable, pero con una tapa muy especial.

La promesa del producto es simple y directa “convertir prácticamente cualquier fuente natural o de grifo en agua pura en solo 60 segundos. Esto a través de una lampara UV colocada directamente en la tapa de la botella y que se encarga eficientemente de eliminar cualquier amenaza proveniente de bacterias, virus u otros organismos que regularmente abundan en el agua obtenida de fuentes, ríos, lagos o algún grifo de un parque.

La botella que puede contener un litro del líquido, es en general igual a cualquier otra que hayas usado previamente,  excepto que esta cuenta con un botón de encendido, que se presiona durante dos segundos para iniciar el proceso de purificación, después lo único que debes hacer es agitarla y en 60 segundos voilà… agua pura lista para beber.

Además el All Clear cuenta con una pantalla LCD donde se te mostrará cuando el proceso de purificación haya concluido, además de la carga de batería disponible —según Camelbak puede ser usado hasta 80 ciclos con una carga—, dicha batería se carga vía un puerto mini USB estándar.

Personalmente la única petición al producto, es en el área de carga, el sistema USB es extremadamente práctico, pero siendo honesto, hubiera deseado la opción adicional de carga solar o manual crank charger, ya que siendo una solución enfocada a los deportes al aire libre, es muy probable que cuando mas lo necesite no tenga carga, ni medios para volverlo a la vida, podrá ser mucho pedir, pero espero que Camelbak tenga la idea al menos en alguna mesa de dibujo. Claro que remediando esta preocupación es posible adquirir como accesorio, una batería portable que agrega otros 40 ciclos de purificación.

La botella que tiene un precio aproximado de unos US$ 99, es algo costosa si tu afición por los deportes al aire libre no lo justifican, no obstante al evaluar la utilidad del producto y el diseño sumamente sexy —hay que ser honestos, una botella de agua emitiendo una hermosa luz UV de seguro hará voltear más de una mirada— hacen del All Clear un producto del deseo de cualquier deportista que disfrute de pasar tiempo en exteriores sin que jamás le falte un buen sorbo de agua pura.