El piloto alemán de Mercedes Nico Rosberg ha logrado adjudicarse la victoria del GP de China, seguidio por los pilotos ingleses Jenson Button y Lewis Hamilton.

La salida fue muy limpia, con los dos Mercedes en las manos de Rosberg y el ex-campeón mundial Michael Schumacher en los puestos 1 y 2 y excelentes largadas de ambos McLaren que ganaban dos posiciones cada uno, todo lo contrario que Kobayashi que perdió cuatro posiciones. El único incidente lo protagonizaba Senna, que lanzado desde atrás se estampó en la parte la trasera de Massa, sin más consecuencias que algunos trozos de carbono volando. Tampoco salió bien Vettel, que cayó tres puestos al lugar 14.

Foto vía F1aldia.com

Tras esto, la pareja alemana marcaba el ritmo en pista, sólidos, rápidos y constantes, abriendo poco a poco hueco con Button, y todo el mundo se preguntaba hasta cuándo aguantarían así, y cuándo presenciaríamos la supuesta brutal caída de llantas tradicional en Mercedes.

Sobre la vuelta 35, todos han completado su segundo pit-stop, y la carrera está formada por las siguientes posiciones en la zona alta: Button, Rosberg, Hamilton, Alonso, Massa y Raikkonen. La carrera siguío de forma emocionante, con Rosberg, Kimi y Vettel al frente (a dos paradas), seguidos de Button (a 3), Grosjean (a 2) consolidando una gran carrera, perseguidos por Webber y Hamilton (ambos a 3 paradas). Pero a falta de siete giros, las gomas de algunos de los que van a dos entradas, decaen alarmantemente, como en el caso de Raikkonen (perdió 12 puestos en apenas esos giros terminando 14º), o Pérez que también desfallece y queda fuera de puntos.

Pero todo esto provoca unas vueltas finales de película, con unas batallas despiadadas entre el quinteto formado por Kimi, Vettel, Button, Hamilton y Webber. El duelo por la segunda y tercera plaza del podio en la que Button conseguía pasar a un Vettel que perdía ya mucho tiempo y al borde del banderazo, no podía aguantar a Hamilton, que finalizaba tercero ni a su compañero Webber.

Curiosamente, y contra todo pronóstico, el hombre que mejor optimizó sus Pirelli, levantó los brazos en la meta: Rosberg y su Mercedes. La temperatura de pista en Shanghái puede haber ayudado a los alemanes hoy, pero esto no es óbice para el carrerón que nos han deparado. Por parte de Ferrari, decir que no rodó en malos tiempos en ningún momento (ni Alonso, ni tampoco Massa), aunque la estrategia en un caso, y una pequeña salida de pista por parte de Fernando en otro, privó al equipo italiano de cosechar unos cuantos puntos más.

Así quedaron las posiciones al final de la carrera: