Nike se propuso algo, hacer más rápidos a los corredores que usen sus trajes en estas próximas olimpiadas. Los nuevos trajes Nike TurboSpeed están hechos de un equivalente a 13 botellas de plástico y hace de quienes los utilicen 0.23 segundos más rápidos en una distancia de 100 mts., una diferencia abismal si lo mides contra la diferencia promedio de los tiempos en estas carreras.

El récord de la carrera de los 100 metros planos tiene ya más de 3 años de no ser mejorado, impuesta por Usain Bolt en el 2009 en 9.58 segundos. La marca femenina no ha sido superada en 24 años, ostentada aún por la estaunidense Florence Griffith-Joyner. Estas marcas serán desafiadas en muy poco tiempo en las pistas de Londres 2012 y los atletas de Estados Unidos, Alemania, China y Rusia llevarán los trajes de Nike para ayudarse a lograrlo.

El traje en si es súper ligero, fue desarrollado con muchísimas horas de prueba en túneles de viento, lo que dio a los creadores varios descubrimientos que los llevaron a colocar pequeños hoyuelos aerodinámicos que reducen el arrastre del viento en los hombros, brazos y pantorrillas de los corredores. Esta textura mejora la velocidad basándose en la misma ciencia que está detrás de las pelotas de golf, creado turbulencia de baja presión lo que significa un menor arrastre en esas pequeñas formaciones circulares.

Esto seguramente será solo una muestra de la cantidad de innovaciones en equipamiento, vestimenta y accesorios que veremos en estas olimpiadas, quienes muchos ya catalogan como la más tecnológica hasta la fecha.