ballondor_2013

Para nadie es sorpresa esta noticia, tal vez para el propio Cristiano si lo sea, ya que estábamos acostumbrados a que Leo Messi se llevara el trofeo a casa en la gala del Ballon d’Or.

Y decimos que no es sorpresa porque la consistencia del luso ha sido metódica y excepcional el pasado año con goles, asistencias y un par de títulos, pero aunque muchos digan que es por calidad, nosotros más creemos que se lo lleva porque ya hacía falta que se lo llevara algún otro jugador que no fuera Messi. Cristiano es un enorme jugador, de eso no hay duda, de los que se recordarán por muchos años y a quien le quedan muchos años buenos en su carrera. Pero si por mérito nos vamos, Ribery era el claro ganador y en cuanto a Messi, entre sus lesiones y falta de actividad en los últimos meses, estaba dado que no era el el elegido.

Caerá como balde de agua tibia a Cristiano, seguro que alimentará el ego de jugador y eso es bueno, levantará el nivel y deberá demostrar que se ganó el premio a plomo, es un premio que como decimos, deberá demostrar que lo merece este próximo año y entonces poder repetir con todas las de ley.